Slider

Un cerco eléctrico está conformado por una barrera de cables finos desnudos instalados sobre postes aislados, los cuales forman una protección perimetral inteligente, sensible y agresiva, a alturas variables. Este sistema repele al intruso de una manera muy segura, lo suficientemente dolorosa como para evitar la intrusión.

La corriente fluye a través de un cable de alambre sin funda aislante, pero aislado de tierra (masa eléctrica del sistema) a través de postes aislados eléctricamente. El mínimo contacto de un intruso o animal con el cable permite que la corriente eléctrica se descargue a tierra a través del cuerpo, causándole una sacudida por descarga eléctrica que le obliga a separarse de la valla.

El cerco eléctrico está considerado en la actualidad, como el sistema de protección perimetral más eficiente, de excelentes virtudes y con la mejor relación costo-beneficio para las empresas.

Nuestras instalaciones consideran los siguientes equipos y Materiales